29 diciembre 2012

Ermitaños sentimientos


Ermitaños sentimientos


Como viento sin alas albas,
Mirada sin despuntar,
Huracán sin sustento,
Primavera, la gaviota dejó atrás.

Como susurro sin desertor,
Incisos destellos destripar,
Ilusos mortales por amar,
Princesa remitente de amor.

Eterno dolor sucumbido,
Ingratas palabras de despedida,
Papeles fingidos para olvidar,
Un arca de Noé que nace hundida.

¿Cuándo encontraremos el momento?
¿Cómo reinventaremos la verdad?
Tu, yo, un eterno encabezado,
Busca sin fortuna el ocaso de la libertad.



Para ti, amiga mía, por que aunque nuestros
 barcos hayan zarpado hacia océanos distintos,
 el mismo faro siempre nos iluminará.  

04 diciembre 2012

Romanticisme per un dia!

Som dos nens en un mar de contes, envoltats de finals feliços i monstres que ens volen menjar. La vida ha jugat amb nosaltres un joc on només podem tirar el dau una vegada. Som dos ocells imagi naris que volen per un cel ennuvolat amb clarianes que deixen entreveure un sol que ens ilumina i escalfa les plomes. Ens ha estat donada una llibertat eterna, un amor que persegueix la dolça melodia de la nostra cançó. I a vegades, quan estic estirada al llit, encara em pregunto el per què.
  Simplement creuré en el destí, i seguiré Simplement creuré en el destí, i seguiré   viatjant pel mon agafats de la mà, plasmant tot allò que veig, sento, toco, oloro i tasto en un quadern de quadres blaus.

Hem de ser valents, lluitar amb una espasa i un escut, vènçer les pors i els malsons que no ens deixen avançar, cridar desde la muntanya més alta, o des de la torre Eifel el que sentim, apreciar aquelles petites coses que la vida ens regala cada dia, ja sigui un carícia de ploma, o un record de quan jugàvem a ser grans i enamorar-nos.

Mai deixaré que res en passi, mai estràs sol, perquè som dos nens en un mar de contes, envoltats de finals feliços i monstres que ens volen menjar.



29 mayo 2012

Orgull de Super Man.

Normalment, quan sentim paraules com canvi climàtic, ecosistemes en perill i ecologia sostenible, ens ve al cap la paraula Greenpeace. No ens enganyem, tots ho pensem, però cap de nosaltres en formem part. Oi que no? No.
 I és llavors ens intentem convèncer a nosaltres mateixos que aquesta organització, entre d'altres, ja s'encarreguen de vetllar per a que el nostre ecosistema no es mori. Però s'està morint. Si, ho està fent. I perquè? Perque els de Greenpeace no salven a totes les pobres balenes o no es lliguen amb cadenes de ferro a prous arbres perque no els talin? No.
S'està degradant perque tirem papers per terra, burilles gastades del cigarret que ens treu l'estrés, perque no ens preocupa tirar les escombraries sense reciclar-les.
En general, perque som aixi d'acomodats, que prefeim que els altres salvin el món mentres nosaltres ens quedem estirats al sofà de casa mirant un documental que parla de les especies en perill d'extinció al pol nord a causa de la descongelació dels pols. I mira, surten piguins! Que macos! Pobrets, els de Greenpeace els haurien de salvar...
Es clar, que els altres s'emportin el mèrit! Siguem una mica més orgullosos i salvem el nostre món, si us plau.

Però no fa falta nanar-se'n al pol nord a salvar als pobres i macos pinguins, simplement intenetem fer amb conciència les petites accions quotidianes per apoder dir orgullosos als nostres fills: " Jo he salvat el nostre món."





12 mayo 2012

Coldplay: Fix You

El repertorio de Coldplay es largo como poco, y miento si digo que no he hecho un esfuerzo titanico para elegir una sola canción.
Pero al final he elegido Fix You, porque habla de superación, de que las cosas no siempre son fáciles, de hecho si lo son, es que no lo hemos pensado bien.
Porque la vida es eso, momentos en los que avanzamos a la velocidad del rayo por un espacio lleno de meteoritos, hasta que chocamos con uno, más grande o más pequeño, pero lo importante es que sepamos reconstruir nuestra nave y seguir con la expedición hasta encontrar un nuevo planeta, o una nueva esterlla que nos pueda alumbrar en el camino con su luz.



06 mayo 2012

Racons d'humanitat



Avanço  amb peu decidit i segur. Peu dret. Peu esquerre. Peu dret. Saltar, córrer. El vent agita les fulles dels arbres formant una dansa melòdica amb giravoltes complicades i talla la pell del meu rostre com petites ganivetades de glaç.
Els peus em fan figa, però continuo serpentejant els arbres i arbustos, saltant pedres i petits rierols d’aigües transparents, en les quals veig reflectit el rostre d’un noi de pell bruna i atemorits ulls foscos.
Tinc por.
Fa hores que els he deixat enrere, tal com el dia ha deixat enrere la fosca nit. Però ells tenen aquelles màquines gegants amb rodes, que poden disparar a distàncies impressionants i et poden trepitjar com un elefant. En diuen tancs. I s’hi m’atrapen?
Pujo la mirada cap al cel rogenc,  del mateix color que la sang vessada que ha sigut el valor de la meva vida aquests últims mesos.
De cop, m’entrebanco amb una desafortunada pedra i caic de bocaterrosa al terra humit.
Tanco els ulls, desitjós de que la foscor se’m emporti d’aquesta tortura a la que alguns il·lusos o afortunats, li diuen vida; de que aquest dolor punyent que m’entravessa el cor i el cervell desaparegui.
Amb les galtes enceses de ràbia contra la terra pedregosa, apareixen al meu cap imatges, les imatges que em fan companyia durant les llargues nits d’insomni.
Les imatges de la destrucció personificada, de sang vessada innocentment, d’armes pesants en mans diminutes i fràgils. Les mans d’aquells qui cometen assassinats justificant justícia, quan en realitat no hi ha res més que una consciència destruïda  després d’haver mort algú.
Però aquest afany de justícia fictici, concep obligació, instint natural de supervivència, venjança, i per davant de tot, por.
Amb penes i treballs m’aixeco de terra i continuo el meu camí.
Cap a on vaig? No ho sé. Lluny d’ells, lluny del campament. Lluny d’aquest infern.
Continuo caminant durant tot el dia, parant només per beure aigua dels rierols i mullar-me la cara. La suor se’m enganxa a la nuca i als cabells, però intento no pensar-hi.
El que no em puc treure del cap és la gana. Fa casi dos dies que no menjo res, i el meu estómac ho nota. El pitjor que et pot passar, més que algunes tortures, o que algunes ferides, és passar gana. Ja he intentat buscar algun fruit comestible, però la vegetació en aquesta zona està plena d’alcàcies i arbustos sense llavors.

Quan el cel comença a enfosquir-se decideixo buscar un lloc per passar la nit. Estic massa dèbil per poder caminar sense caure cada dos per tres.
A uns metres de distància d’ on em trobo, adverteixo un petit clar arrecerat per alts i espessos arbres que em protegiran de possibles bèsties nocturnes.

Abans de res, arreplego uns quants branquillons i faig un foc per escalfar-me i espantar les feres. Així com durant tot el dia la calor ha sigut insuportable,a la nit un fred glaçat s’apodera dels boscos.
M’assec al costat del foc i intento relaxar els músculs del cos, que tinc adolorits de tan caminar. Vull mantenir-me despert tota la nit, a l’aguait, però al matí següent quan em  desperto amb la suor al rostre i les imatges d’una arma disparant als meus pares sé que no ho he aconseguit, i que he perdut massa temps dormint.
Segur que m’estan buscant. Sóc només un nen més, un del seu exèrcit, ningú important, però és massa perillós per a ells que algú més sàpiga de mi i del que fan amb nosaltres.
De cop sento un soroll, i quan paro l’orella per escoltar bé, ja és massa tard. Han arribat. M’han trobat. El conegut trepitjar de botes amb sola metàl·lica és el que em fa reaccionar i no quedar-me quiet com un estaquirot.
Començo a moure els peus a una velocitat impressionant. De tant en tant miro cap enrere, i allà estan. Son tres. L’Essis, la Shaira i en Jaro. Els tres estaven al meu grup d’atac.
I ara son aquí, en una missió de caça, i la presa sóc jo.
No puc fer-hi res. Son més ràpids que jo, porten més anys al campament, preparant-se, entrenant-se per caçar i matar.
Una mà m’atrapa la samarreta per l’esquena, i em tira al terra amb una força feroç. Es en Jaro.
Em mira de fit a fit amb ulls freds, sense emocions. Un noi al qui li han arravatat les emocions i els sentiments.
-Saps el que els hi passa als que intenten escapar, oi Keb?- remuga mentre m’apreta una gran i pesada metralladora contra el pit.
Jo no contesto, sento la punta de ferro de la metralladora foradar-me la samarreta. La por s’escampa pel meu cos com petits fils elèctrics entortolligats dintre meu.
-Es clar que ho sap Jaro.- li replica la Shaira impacient.- Era un dels nostres, ja ho saps.- continua, remarcant la paraula “era”.
De cop la veu em surt del fons de la gola, i amb aspresa i nervis esclato.

-Feu-ho ja! Mateu-me. No espereu que supliqui per la meva vida.-les llàgrimes comencen a caure pel meu rostre mentre parlo.- Dispareu-me al pit, i mireu-me els ulls mentre se’ls hi apaga la llum de la vida. Feu-ho! Ja ho heu fet moltes vegades. La primera va ser la més difícil. El soldat us va col·locar l’arma entre les mans i us va obligar a disparar als vostres pares, avis, germans. A partir d’aquell moment, ja éreu homes, això us van dir, ens van dir. Però sabeu què? Sabeu perquè m’he escapat del campament, d’un lloc on només s’havia de disparar a uns quants nens per tenir un bon àpat? Doncs perquè m’he adonat de que si això és ser un home, ser un soldat, matar a gent per aconseguir un rosegó de pa, no ho vull ser. No vull ser un home, ni un soldat!

Mery Llort.


23 abril 2012

Luz V (Especial 23 de abril)


Queridos lectores:¡Feliz Sant Jordi! ¡Y feliz día del libro! Hoy es el mejor día del año. Libros, amor, rosas...¿qué más podría pedir? Bueno, que no tuviera que estudiar las perífrasis verbales  ni los phrasal verbs, pero eso ya es pedirle demasiado a los astros del cielo.Como regalito del día de los enamorados y de la literatura, aquí está la quinta parte de LUZ, espero que la disfrutéis.Para leer, las otra partes, solo es necesario clicar aquí.


Luz V
Al final acepté, ya sabes, la curiosidad es mi pecado número uno.
Dos días después, nos encontramos en el café. Cuando te vi llegar con esa moto negra… Bueno, el corazón me dio un vuelco.
Entraste al café, y te sentase frente a mí.
-¿Resaca de dos días?- bromeé. Tú sonreíste, y tus ojos brillaron.
-La verdad es que cuando volví a casa esa noche, no recordaba nada, entonces vi tu número y me acordé de ti.
-Vaya, que elegante por tu parte.- musité.
-Bueno, ¿Qué quieres tomar?- preguntaste, mirándome a los ojos. Recuerdo que me puse muy roja, y  recé para que no te hubieras dado cuenta.
-Un cappuccino.
-¿Solo un café? ¿No tienes hambre? Son las dos del mediodía.
-No.
-Bien, ahora vuelvo.- dijiste mientras ibas a por los cafés. Yo me quedé ahí sentada, mirando tu espalda. Hombros anchos, brazos largos…Para que mentir, me gustaba lo que veía.
Tomamos los cafés y hablamos, reímos y nos miramos.
Al salir del  establecimiento, una hora después, me preguntaste:
-¿Te llevo a casa?
Yo giré la cabeza en dirección a la moto, y me mordí el labio.
-No gracias.
-¿Te da miedo?- inquiriste, burlón.
-En realidad me da miedo lo que pueda decir mi hermano si aparezco montada en una moto con un chico.
Tú te tronchaste.
-Me alegra divertirte.- susurré.
-La próxima vez traeré el coche.
-¿Tienes coche? ¿Cuantos años tienes?- pregunté impresionada y asustada a la vez. No parecías mucho más mayor que yo.
-Dieciocho.-repusiste, y yo respiré hondo. Sólo uno más que yo, pensé.
-Espera… ¿Te he oído decir la próxima vez?- tu volviste a sonreír burlón.- ¿Crees que habrá próxima vez?
Te encogiste de hombros.
-Quien sabe, a lo mejor nos volvemos a encontrar por ahí. El mundo es muy pequeño. Pero por si un caso, guarda mi número.
Al llegar esa noche a casa, no pude evitar hablarle de ti a Carlos. Ya sabes que confío en él plenamente. Es mi hermano, y mi mejor amigo.
Recuerdas a Carlos ¿verdad? Me ayudó con mis padres el año pasado, cuando… En fin, cuando tuve el problema. >>
-¡Tu!- exclamó una voz femenina desde la puerta de la habitación. Giré la cabeza y encontré a Nicole, la madre de Eric.
-¿Qué estás haciendo aquí?- inquirió con rabia.
-Vengo aquí cada día.- respondí con calma.
-Bueno, me encargaré de que no vuelva a suceder.
Un fuego interior que no conocía creció en mi interior. Me levanté del sillón, posé la mano de Eric  que había estado sosteniendo en su pecho y me encaré a Nicole.
-Eso no es justo.
Ella profirió una carcajada sonora y sin humor.
-Tú precisamente, tú, ¿me hablas de justicia? Si mi hijo está aquí es por tu culpa. Tú lo metiste en esto, y él ahora está en coma.
-¿Crees que no lo sé?- le solté. Los puños me temblaban de rabia, y noté un calor abrasador en mis mejillas.
-Sé que es mi culpa. Sé que él está en coma y yo no, y daría lo que fuera porque no fuera así. Y está bien, puedes culparme. Todo lo que quieras. Pero eso no hará que despierte. Él me quería, y yo a él. Y eso es lo que más me duele, porque me mata pensar que le quiero y le estoy haciendo pasar por esto.
Al acabar de hablar, volví a sentarme en el sillón, agotada. Encerré mi rostro entre mis manos.
Nicole no dijo nada en unos minutos, y cuando habló, lo hizo con voz contenida.
-Cuando Eric tenía seis años, se empeñó en tener un monopatín. Todos sus amigos lo tenían, y él también lo quería. Sin embargo, yo sabía que no era buena idea, pues Eric tiene muy poco equilibrio. Me daba miedo que se hiciese daño. Pero al final, me convenció, ya sabes, puede convencer a cualquiera. Días después estábamos en el hospital, porque se había caído del monopatín y se había dado un golpe en la cabeza.
En ese momento pensé que no volvería a montar en un monopatín jamás, pero mi hijo es sorprendente, y días después de darle el alta del hospital, volvió a subir al monopatín.
No es que me hiciera mucha gracia, pero comprendí que no se iba a rendir, y que se hubiese caído solo incrementó que quisiese continuar aprendiendo.

Me quedé pensando unos segundos, imaginando a Eric de pequeño, sonriendo con sus hoyuelos marcados, su pelo rubio brillante al sol y subido en un monopatín.
Nicole suspiró hondo y se sentó en una silla al otro lado de la cama, frente a mí.
-Alicia, no puedo decirte que no te culpo por lo que ha pasado, porque lo hago, pero sé que no puedo alejarte de él. Tú eres su monopatín.- intenté que esa comparación no me molestase.- Solo cuando despierte- continuó Nicole, con un nudo en la garganta- Si despierta, podrá decidir que quiere hacer.
La miré a los ojos, esos ojos azules que tanto extrañaba. Eran los mismos ojos. Madre e hijo compartían un físico parecido, sin embargo, yo no podía dejar de pensar en lo diferentes que eran a la hora de pensar.
No sabía que decir. ¿Qué podía decir? ¿Gracias?
Nicole me ahorró el trabajo de pensar una respuesta cuando dijo:
-Necesito estar a solas con él. Vete a casa.
No era una orden, más bien una petición, pero asentí con la cabeza, y tras echar una última hojeada al rostro del chico al que amaba, abandoné la habitación.

To be continued...

07 abril 2012

Reseña: El bosque de los corazones dormidos

Como ya he vuelto de mis vacaciones en la costa,  aquí está la reseña del último libro que he leído: El bosque de los corazones dormidos, de la mano de Esther Sanz.

Sinopsis:
Tras la muerte de su abuela, Clara se ve obligada a dejar Barcelona para trasladarse a Colmenar, un pequeño pueblo de montaña donde reside el único familiar que le queda con vida. Apenas se conocen, pero tendrán que convivir un año entero, hasta que Clara cumpla los dieciocho.
Lejos de su casa y de su mundo, Clara deberá enfrentarse a sí misma y a sus propios fantasmas, y mientras desentierra viejos secretos familiares, dos chicos totalmente diferentes, Braulio y Bosco, despertarán la magia de su corazón dormido… con consecuencias imprevisibles.
La autora:
Esther Sanz (Barcelona, 1974) es licenciada en Periodismo. Ha trabajado en revistas femeninas y en la actualidad ejerce de editora de libros prácticos. Lectora apasionada de novelas románticas en su adolescencia, siempre soñó con ser escritora. Tras publicar "Vive rápido, siente despacio" y"Los siete soles de la felicidad", su nueva aventura literaria es "El bosque de los corazones dormidos", un thriller romántico absorbente e inolvidable llamado a convertirse en un Best-seller.

Opinión personal:
Supongo que estaréis conmigo con que muchas veces las portadas de los libros no merecen su contenido. Me explico, hay algunos libros con portadas...horribles orteras, pero que en cuanto los abres por la primera página te olvidas hasta del título, de lo maravillosamente interesantes que resultan.

Con El bosque de los corazones dormidos me ha sucedido lo contrario.
Alabo incondicionalmente el laborioso trabajo del portadista i/o diseñador, pero como ahora lo más importante es el contenido...

Dicho esto, en primer lugar quiero aclarar que Esther Sanz es sin duda una escritora excelente, hecho vigente y comprobable tanto en Vive rápido como en Los siete soles de la felicidad.

Sin embargo, con este romántico juvenil de ciencia-ficción me he llevado una decepción.
Empiezo por la coherencia, en algunos tramos del libro he notado que las situaciones o escenas estaban demasiado forzadas.
Por otro lado, la historia de amor entre Clara y Bosco resulta demasiado empalagosa e irreal, con un toque a "Crepúsculo".
Avanzando por esta línea debo añadir que algunas citas del libro tienen un parecido sospechoso con la saga de Meyer. Y no sé aún si eso es bueno o malo. Ahí lo dejo.
En medio de este idílico romance, encontramos descripciones del paisaje soriano de montaña que ha despertado mi curiosidad excursionista, eso hay que decirlo.

Y por último, en cuanto a la forma de escritura, el léxico es sencillo pero entendedor, y a la vez curado y trabajado, algo que siempre ayuda al lector a la hora de introducirse en la historia.

A grandes tramos, una portada misteriosa y pegadiza, una historia algo irreal, un amor tórrido y empalagoso que les encantará a los mantes de Crepúsculo & company, y una forma trabajada y sencilla.




La continuación de El bosque de los corazones dormidos es: El jardín de las hadas sin sueño.

19 marzo 2012

Portadas (1)

¡Hola. holita!


Tras unas semanas de agotadores exámenes, parce que el mar se amansa, y puedo dedicarle el tiempo que se merece a este trocito de ciberespacio, lleno de libros, pensamientos ridículos e historias sin sentido.
Bien, vamos al grano. En esta entrada quiero enseñar, mostrar, sugerir, exhibir, exponer...( parece que me haya tragado un diccionario de sinónimos) unas cuantas portadas que realmente me han encandilado. No sé quien serán los creadores, pero los contrato a todos. Felicidades por sus obras.


El primer libro se titula Encarnate (título original) está escrito por Jodi Meadows, y sinceramente, solo por la portada, yo lo compraba. Adoro las mariposas y esa convinación de colores. Un 8!

Máscaras...adoro las máscaras....con eso Remembrance, de Michelle Madow  ya se ha ganado un puesto en esta lista, y con un 6.

Ah...Iron King...el libro que estoy leyendo estos días...una pasada, ya veréis cuando  escriba la reseña. Todas las portadas de esta saga son geniales, los tonos azules juegan muy bien con el contenido del libro. Este se lleva un 7'5.

Hereafter. Pues no sé que decir de este libro. No he oído hablar de él, pero como habréis podido observar, los tonos azules me encantan, y el efecto del vestido de la chica es fascinante y misterioso. Le doy un 7.

Paris...je t'aime mon chérie... Portada sencilla, bonita, viva y con energía y romanticismo. Encantadora. Anna and the french kiss se lleva un 9.

Esta portada me enamora. Al igual que el titulo, Touched. Es suave, delicada, como un pluma.Y los tonos son preciosos, vivos y a la vez puros. Perfecta. Por esa razón se merece un 8'5.

Bueno, haciendo honor a uno de los hits de los Beatles, esta portada no podía ser menos. Across the Universe, se presenta con una cubierta muy cuidada, y estoy segura que "en persona" es mucho mejor. Se merece un gran 9, por los escarabajos.

Y por último, pero no por eso menos bella, os presento The Onfailing light, con una portada elegante, tonos a juego con las letras del título y con una hermosa chica que me aventuro a sugerir que es la protagonista. Despidámonos con un gran 7, el numero de la suerte por excelencia.


19 febrero 2012


La imagen habla por si sola, no necesita mis torpes aclaraciones, pero aún así, voy a añadir algunas cositas.
La primer,a es que hasta dentro de dos o tres semanitas nanai, exámenes mode on. Y lo pongo en rojo, nótese la gravedad del asunto.
Bueno, pasando a temas mas agradables, aunque terroríficos, esta tarde dejaré mi celda ( por celda me refiero a habitación) e iré al cine a ver La mujer de negro. ¡Que ganas! Será extraño ver a Daniel Radcliffe adquiriendo otro rol que no sea el de Harry Potter...como probar un sabor nuevo...excitante y aterrador.
Adjunto el póster de la película ,para los interesados.




21 enero 2012

Reseña: Rubí

Hoy me he levantado pronto y minutos antes de que sonara el despertador. (cosa que solo pasa cuando se presenta un día importante e interesante). La cuestión es que he venido hasta  mi querida Barcelona city para una expedición literaria ( no te preocupes si te has perdido, es normal), y ahora estoy en una cafetería del paseo de Gracia muy rococó llamada BonPanem, tomando un café con leche con mucha espuma y un delicioso croissant. Y, como por suerte llevo mi portátil en la bolsa, he decidido escribir la reseña del último libro que ha caído en mis manos últimamente. Así que ahí va.


Título: Rubí.
Autora: kerstin Gier
Editorial (española):Montena 

La autora
Nació en Bergisch Gladbach (Alemania) en 1966 y es licenciada en pedagogía. Es conocida por sus libros dedicados a la literatura infantil y juvenil, destacando por sus novelas para jóvenes adultos, con grandes dosis de romance y pensadas para un público femenino. Su obra es muy amplia en lengua alemana, siendo Rubí su novela más conocida a nivel internacional.
Su primer libro, Hombres y otras catástrofes, publicado en el año 1995, se convirtió en un éxito de ventas en Alemania y muy pronto fue llevado a la gran pantalla. En España ha publicado Perdida con las mates, loca por tus besos (Planeta, 2009). En el 2005 fue Premiada con el DeLIA (mejor novela de amor en lengua alemana). Kerstin Gier vive con su marido y su hijo en un pequeño pueblo cercano a su ciudad natal. 


                                                                         Sinopsis
En casa de Gwendolyn Sheperd nada ni nadie es del todo “normal”, empezando por su excéntrica (¡y cotilla!) tía abuela Maddy, que tiene extrañas visiones, pasando por Lucy, que se escapó de casa hace 17 años sin dejar rastro alguno...

Y para acabar, también está Charlotte, su encantadora y (rabiosamente) perfecta prima, quien, según parece, ha heredado un extraño gen familiar que le permitirá viajar en el tiempo. Pero un increíble secreto está a punto de salir a la luz: la portadora del misterioso gen para viajar a través del tiempo no es Charlotte, ¡sino la propia Gwen! Ella es, en realidad, la duodécima (¡y la última!) viajera en el tiempo y se dice que cuando su sangre se una a la de los otros once viajeros, se cerrará el misterioso “Círculo de los doce”.
Para obtener más información, Gwen deberá viajar al pasado y por suerte o por desgracia, no lo hará sola: la acompañará el undécimo viajero en el tiempo, el arrogante, atractivo y sarcástico Gideon, con quien va a vivir algo más que una peligrosa carrera a través del tiempo…

Opinión personal
Antes que nada, debo reconocer que al leer la sinopsis del libro no me entusiasmé demasiado, pues ya he leído suficientes libros de este estilo como para poder decir que muchos no me sorprenden. Bien, me retracto de mis palabras. Al menos a medias. Si, en algunos aspectos el libro ha sido como me esperaba, pero en otros me ha fascinado sorprendentemente.
Vamos a empezar por las descripciones historicas de Gier, el Londres del sigo XVIII, el de XIX... Simplemente maravillosas. Las descripciones del paisaje urbano tan acuradas, y tan bien relatadas me han parecidolo mejor del libro. Hay que decir, que Gier se ganó mi afecto al escribir la historia sobre la magnifica ciudad de Londres ( mi cuidad favorita,por si alguien se lo pregunta).
En fin, que pocas veces me he trasportado con tanta facilidad a un pasado tan nítido y claro. Felicidades a Kerstin por eso.
Y ahora, hablemos de Gwendolyn ( un nombre encantador, a mi parecer). La chica es valiente, de eso no cabe duda, y en el libro he podido entender su punto de vista de las cosas, algo que no consigo con otros protagonistas de libros.
Si bien, es obvio el romance entre Gwen y Gideon desde el principio, y eso le quita un punto de misterio, pero ya he dicho que en este tipo de novelas suele ser previsible lo que va  a pasar en cuanto a temas amorosos.
Leslie, la mejor amiga de Gwen, me cayó muy bien, y se ha ganado el primer puesto en mi lista de mejores amigas de las protagonistas. Es lista, comprensiva, y se preocupa por su amiga. Y no es, como en algunos otros libros, la chica desdichada, pensada y cotilla que queda al margen de la aventura principal. No sabría decir bien porqué, pero me ha gustado mucho su caracterización.
Por otra parte, de Gideon de Villiers no puedo decir mucho, salvo que parece tener los ojos tan verdes como la hierba del Hyde Park, y que su sarcático humor me vuelve loca. Espero que con Zafiro, el siguiente libro de la saga, Kerstin profundice más en él y pueda hacerme una idea más clara de como és.
Y hablando de Zafiro...¿Cómo puede acabar así el primer libro, diciendo: Nos vemos en Zafiro? Dios mío, necesito ese libro entre mis manos ya. ¡Appropiquet Zafiro! ( Jerga de Harry Potter, para los no entendidos).
Bueno, que me voy por los cerros de Úbeda, la cuestión es que quería hablar del final, ya que fue lo único que me dejó algo desilusionada. Me pareció muy flojo. Creo que esperaba más acción, que se resolvieran algunos de los misterios...pero bien, no nos adelantemos a los acontecimientos y esperemos a ver que nos depara Zafiro.


(Nota: A partir de hoy incluiré información a cerca de los autores en las reseñas, ya que creo que es tan importante conocer al autor del libro como el libro en si. )

18 enero 2012

Historia se escribe con A de Amor.


No, no he conocido al amor. Aún no he tenido el honorable placer de conocer al excelentísimo señor amor. Y cuando lo haga, si lo hago, me quitaré el sombrero, y le haré una reverencia. Pues, según dicen los eruditos en ese campo, es un señor poderoso, venerable y con un temperamento un tanto extravagante. Puede que hasta hagamos buenas migas.
Puesto que todo el mundo habla de él, supuse que era un hombre de aire público, pero tras mucho buscar entre montañas, ríos, ciudades y desiertos,  he descubierto que es un hombre al que le gusta permanecer en el anonimato Algunos le conocen, otros solo han oído hablar de él, y algunos, simplemente alcanzaron ver su sombra.
Es un señor viejo, muy,  muy viejo. Más que los árboles milenarios que pueblan los bosques de Canadá. Más que los templos incas o mayas. Más que  el tiempo que marcan los relojes del calendario maya.
Los clásicos romanos y griegos veían en él la forma de un bebé rechoncho y semidesnudo que lanzaba flechas para enamorar.  Los babilonios, por su parte, tenían a la diosa Nindaranna, más conocida en occidente como Venus, una diosa de belleza extrema y grandes poderes para la fertilidad de las mujeres.  Nórdicos y germánicos, creían, y creen en Freyja, diosa de la que se cuentan millones de leyendas.  Pero que nadie insinúe que solo las mujeres y los bebes rechonchos han sido venerados como portadores del amor, pues la vieja cultura mexica, nos trae a Xochipilli, un dios con un nombre un tanto gracioso y enamoradizo.
No seais ingenuos, que no solo aparece amor en los mitos y en las antiguas creencias, en la literatura y en el cine, posteriormente, también encontramos rastros de este escurridizo hombre.
El británico Shakespeare lo percibió entre las páginas de su ensayo Romeo y Julieta; pero el toledano Fernando de Rojas no quiso rezagarse, y buscó hasta encontrar esa misteriosa sombra, para después plasmarla en la fabulosa tragicomedia de Calisto y Melibea, para los mundanos como nosotros, La Celestina.
Y  eso no se queda aquí, el asombroso amor ha aparecido entre amantes tan conocidos como Tristán e Isolda, Ulises y Penélope, y en la gran pantalla, encontramos a Sandy y el brillantinas de Danny, o incluso en la mas actual novela pasada a la pantalla que todos estamos hartos de ver: el crepuscular amor entre Edward y Bella.
Y tras este corto y apresurado viaje por la historia, tengo el deber de preguntarme si todos estos dioses, tanto  nórdicos como griegos y romanos, no son realmente la sombra de nuestro queridísimo señor amor.
Un interrogante grandioso se presenta ante mí.
Todas las etnias que existen o han existido, todos los siglos desde el comienzo de este mundo sea cual sea, han tratado de encontrar a Amor, con mayúscula y escrito con A. Me pregunto que se sentirá al encontrarte frente a frente con él.
Por lo que me han contado, unas extrañas mariposas revolotean por tu barriga, roja sangre cubre tus mejillas, un deseo imperioso te azota cual un látigo ardiente, y literalmente, tu corazón se incendia con ese fuego tan poderoso que como más intentes deshacierte de él, más brillante, intenso y caliente se siente.
Eso me han contado.
Así pues… ¿Por qué a la gente le gusta tanto la sensación de quemazón? El dolor no suele producir una reacción positiva en el ser humano
Pero cuando les pregunto acerca, siempre me contestan lo mismo:
“Porque aunque duela con todo el alma, el calor que emana esa llama y que te recorre el cuerpo es la mejor sensación que un hombre podrá sentir jamás.”


09 enero 2012

Reseña: Delirium


De la mano de Lauren Oliver, hoy os traigo la reseña de Delirium, libro que leí ya hace tiempo. Sobra decir nada más, así que ahí va.

Sinopsis:

Siglo XXII, el amor a sido diagnosticado como una enfermedad peligrosa considerada el origen de todos los males de la humanidad.
A Lena Holoway le faltan 95 días para la cura, una operación obligatoria para extirpar todo rastro de la enfermedad y entrar a formar parte de una sociedad uniforme y sometida, donde todo el mundo tiene el camino marcado.
La cuenta atrás avanza inexorablemente hacia el fatídico día de la cura, cuando aparece Alex, un miembro de la resistencia.
                             Opinión personal:

Como mis opiniones suelen surgir solo al acabar la última página de un libro, voy a empezar diciendo que Delirium acaba con un final rompedor y magnifico al que no estamos acostumbrados en las novelas YA.
Dicho esto, voy a empezar hablando del carácter de Lena, la protagonista, ya que admiro a Lauren por cómo ha conseguido una maduración tan natural y realista en el personaje.
Pasar de creer algo, algo que tu mente ha sostenido toda tu vida, algo que te han enseñado desde que naciste, a creer todo lo contrario, merece un cambio de pensamiento muy grande, y puedo decir que en mi opinión Lauren lo ha conseguido.
Por otro lado, tenemos a Alex, el chico rebelde con ideales también rebeldes. Valga la redundancia. Tanto su físico como su carácter me parecen encantadores, así que ¿Qué puedo decir de él? Solo que se ha ganado un puesto honorable en mi lista de hombres que son realmente HOMBRES. (Sin pretensiones machistas). También tengo una lista de mujeres ¡eh!
Llegando a la trama, es sencilla pero con un mensaje claro. Obviamente el tema del libro es el amor, y eso no es ningún secreto, así que yo apostaría todos mis libros a que a todos los amantes del romance adolescente este libro les parecerá adorable.
No obstante, no puedo decir que  considere este libro como uno de los mejores que he leído, pues no lo es, pero  sí es un muy buen libro y un modo de recordarnos que el amor nunca se podrá eliminar de nuestras vidas.

04 enero 2012

Luz (Parte IV)

Aquí está la esperada cuarta parte de "Luz". Para leer las 3 anteriores partes, haced clic aquí:  Luz. 1, 2 ,3

Los días iban pasando y él no despertaba. Era como si estuviese viviendo un sueño. Uno de esos en los que quieres llegar a algún sitio pero siempre encuentras algún estúpido obstáculo que te lo impide.  Intentaba llegar a él por todos los medios posibles. Los médicos me habían dicho que intentase hablarle, ya que a veces en estos comas el paciente puede llegar a notar, inconscientemente, que alguien le está hablando, o que está sucediendo algo.
Yo seguí el consejo, así que una semana después del " accidente" me dirigía al hospital vestida con una falda plisada, unas botas marrones y una camiseta amarilla. Llevaba el pelo negro como el carbón recogido en una trenza, y un poco de brillo de labios. Me había arreglado para él. Aunque sabía que no podía verme, yo sentía que debía hacerlo.
Al entrar en la recepción me dirigí al mostrador.
-Alicia- me llamó Marina, la secretaría del doctor Jaime. -Si buscas al paciente de la habitación 406, lo han trasladado a la planta baja, número 312.
Yo fruncí el ceño. ¿Por qué lo habían trasladado?
-Gracias Marina, acabo de llegar.- le dije, y sonreí un poco.
Marina me miró como si no supiese si decirme algo o no.
-¿Pasa algo?- pregunté asustada.
-¡No, no!- exclamó Marina mientras hacía un gesto rápido con las manos. -Solo quería preguntarte algo.
Me tranquilicé un poco, y las pulsación de mi corazón empezaron a bajar de velocidad.
-¿De  qué se trata?
-Bueno...me preguntaba, ya que todos los días vienes aquí a verle, ¿Qué hay entre tú y él?
¿Entre yo y él...? Me quedé pensando un buen rato. Eso era algo que había pensado antes, pero nadie me lo había preguntado hasta ese momento.
-Supongo...supongo que somos novios.
Novios. Pareja. Compañeros. Amantes. Novios.
Marina me miró como si yo fuera un perrito abandonado.
-Pobre...Lo siento.
¿Lo siento? ¿Cómo que lo siento? La gente dice lo siento cuando alguien está muerto. Pero él no lo está. No.
-¿De verdad que no sucede nada con él?- pregunté, algo mareada.
-Alicia.- suspiró Marina- Sigue en coma, sus pulsaciones son estables, pero no sabemos que va a pasar. Lo único que podemos hacer es esperar.
Esperar. Esa era la palabra que me había acompañado todo ese tiempo.
-Bueno.- dije abatida- Voy a verle. ¿312?
Marina asintió con la cabeza y me regaló una sonrisa.

Al abrir la puerta de la habitación vi que esta era más grande, cómoda y familiar. ¿Era eso una señal? ¿Se quedaría aquí mucho tiempo?
No lo sabes, Alicia, me obligué a pensar. Puede que despierte mañana, o puede que no.
Me senté en el sillón que había al lado de la cama, y tomé su mano. El contacto hizo que se me erizara el bello de la nuca. Su mano estaba caliente. Podía notar como su sangre corría por las venas. Estaba vivo. 
Al cabo de unos minutos conseguí armarme de suficiente valor para hablar, aunque en voz muy baja.
-Eric...-sólo decir su nombre un nudo gigante me oprimía la garganta.
-Eric - repetí- Sé que estás ahí, en alguna parte. Sé que intentas buscarme, regresar. Si no- solté una carcajada cargada de emoción contenida- Ya te puedes preparar para cuando despiertes. Estoy aquí, esperándote. Te esperaré lo que haga falta, pero tienes que intentar regresar. Ven a buscarme Eric.
Como ya esperaba, las lágrimas empezaron a dejar huella en mi rostro.
-Voy a hacer algo. Voy a contarte toda tu historia, mi historia, nuestra historia, pero tienes que prometerme que intentarás recordarlo.
Tomé aire, respiré hondo unas cuantas veces y empecé a hablar.
<<- El primer día que te vi, estabas con tus amigos en aquel bar con música indie.¿Te acuerdas? Recuerdo que habías tomado unas copitas de más.- me reí sola- Y te acercaste a mí.
-¿Perdona, puedo pedirte que aceptes una copa?- me preguntaste. Yo me reí, pues sabía que habías bebido y tus mejillas estaban rosadas. Me pareciste mono. Tu pelo rubio alborotado, tus grandes y profundos ojos azules, y tus labios rojos y finos.
-Lo siento, pero no suelo aceptar bebidas de borrachos.
-Entonces...aceptarás salir conmigo cuando esté sobrio?-  insististe, y me guiñaste un ojo.
-No lo sé. Por qué tendría que aceptar salir contigo?
-Bueno- replicaste, sonriendo pícaramente y despeinándote el pelo.- No lo sé, pero, ¿no tienes curiosidad por saberlo?

To be continued...

03 enero 2012

Reseña: Temblor


 Empezamos el día con la reseña de Temblor, primer libro de la saga Los lobos de Mercy Falls, escritos por  Maggie Stiefvater.
Sinopsis:
Cuando el amor te hace temblar en otoño es mejor que el invierno no llegue nunca: las primeras nevadas pueden arrebatarte a quien más deseas.
Hace años Grace estuvo a punto de morir devorada por una manada de lobos. Inexplicablemente, uno de ellos, un lobo de intensos ojos amarillos, la salvó. Desde entonces todos los inviernos Grace se asoma al bosque y, desde la distancia, lobo y chica se observan.
Cuando llega el calor, la manada desaparece y, con ella, “su lobo”. Pero este año, Grace deseará que el invierno no llegue y que el otoño dure para siempre. Ha conocido a un chico, se llama Sam. Es un tipo normal, salvo por sus ojos.
Son de un extraño color amarillo.
                             
                                            

           Opinión personal:
Bueno, bueno…siempre que reseño un libro intento sacar todo lo bueno que tiene para que la gente se enganche y lo lea, pero la verdad es que con este libro me cuesta más.
Al leer la sinopsis no es difícil adivinar la trama del libro. Lobos, chico misterioso, chica indefensa…Vamos, lo de siempre.
Y no es que el libro esté mal, simplemente me parece demasiado previsible. Mientras lo leía, esperaba ver algún cambio súbito e inesperado de la trama, pero no apareció.
El personaje de Alex no me encandiló tanto como suponía que lo haría, pero por supuesto,  esto es una opinión personal, y de verdad deseo que penséis lo contrario que yo.
Puedo alagar a Maggie por la elegancia con la que describe algunos momentos, tan dulces que hacen que tu corazón se derrita como el chocolate. Así que si os gustan las historias románticas rosas y dulces, Temblor es vuestro libro.
Los dos libros siguientes son: Rastro y Siempre.

02 enero 2012

Reseña: Divergente

Como dice el conocido refrán...¡Año nuevo, vida nueva libros nuevos! Y este 1012 viene cargado de sorpresas. Solo con decir que es el año del estreno de la película de Los Juegos del Hambre...


En todo caso, una servidora ya ha recibido y leído sus primeros libros del año, y el primero que reseñaré es Divergente, de Veronica Roth.
Hace tiempo que quería poner mis manos encima de este libro con una portada tan requetechula, y Papá noel me ayudó con eso.
Lo leí en dos días. Las 460 paginas.
Y simplemente lo adoré.


Una elección.
Una elección que delimita quiénes son tus amigos.
Una elección que define tus creencias.
Una elección que determina tus lealtades para siempre.
Una sola elección puede transformarte.











Opinión personal:


Primero Tris, una chica que siente que no está en el lugar correcto, y que puede tomar la decisión que cambiará su vida para siempre. Creo que todas nos identificamos con ella. Pero lo que más me gusta de ella es su fuerza de voluntad, su carácter tan Abnegado y Osado a la vez. Tan...divergente. En fin, no voy a dar más spoilers.


Y por supuesto, Cuatro, el irresistible Cuatro. Humano y realista, sobretodo realista.  El chico duro, el fruto prohibido...en definitiva, Cuatro.


No voy a revelar nada sobre los otros personajes, pues creo que es mejor que cada uno los descubra por si mismo.
La trama del libro es buena, con algunos giros inesperados y finales de capítulos que te dejan sin aliento. Lo único que he notado son algunos parecidos con los juegos del hambre , pero claro, eso es algo muy subjetivo y personal, así que no le deis mayor importancia de la necesaria.
Si te gustan los mundos distópicos y los romances naturales, sin vampiros ni hombres lobo por en medio, Divergente es una opción muy viable.